mujer-insomnio-estrés

El efecto del estrés en el insomnio

El estrés y la ansiedad son reacciones normales ante situaciones de peligro o donde percibimos un riesgo. Es una situación donde todos nuestros sistemas corporales deben activarse para hacerle frente a un problema o encontrar una solución, siendo una emoción normal que todos experimentamos.

Sin embargo, se pueden convertir en un problema cuando las reacciones que experimenta una persona por estrés o ansiedad, se vuelven más intensas y duraderas excediendo el estímulo que las genera.

De esta manera, el cuerpo de la persona tiende a una activación anormal, provocando un malestar general ocasionado por la incapacidad de controlarlas. Esto sucede, a pesar de que el estímulo inicial ya no exista y de esta forma, se pueden originar problemas psicofisiológicos como el insomnio.

Como afecta el estrés al insomnio

Cuando una persona está lista a dormir por la noche, se inicia en el organismo una desactivación fisiológica para lograr iniciar la fase de sueño. Sin embargo, en una persona que sufre de estrés se generan una serie de síntomas biológicos a nivel hormonal y neuronal al momento de dormir. Esto provoca la aparición de sustancias como el cortisol, que inhibe la aparición del sueño. Además, de cambios en el estado de ánimo y la prolactina o la serotonina que se relacionan con el control del ciclo del sueño.

De esta forma, es como el estrés puede ser desencadenante del insomnio y al mismo tiempo ocasionarlo. Por lo tanto, cuando se abordan problemáticas de este tipo es importante identificar el origen puntual del trastorno. De esta forma, es posible encontrar el tratamiento acorde para cada caso, sea con técnicas cognitivas, apoyo en psicofármacos o técnicas de relajación corporal, entre otros.

Para prevenir el estrés y su impacto sobre el insomnio, se recomienda llevar una serie de actividades diarias que permitan tener un adecuado ciclo de sueño y una mejor salud mental.

Algunas de estas actividades o hábitos son: una alimentación saludable, mejor organización de nuestro tiempo, realizar actividad física constante, dedicar tiempo al ocio y el esparcimiento, una mejor organización de los espacios del hogar y del trabajo, entre otros.

Recuerda que, para disfrutar de una adecuada salud física, es necesario tener una buena salud mental. En caso de sentir que el estrés o el insomnio pueda estar afectando tu vida, te recomendamos solicitar una cita con un especialista para analizar la situación.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:

¿Qué es el estrés y cómo manejarlo?
La importancia de dormir bien y tener un sueño reparador

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en medicina general.