¿Cómo lograr una comunicación asertiva para evitar conflictos?

Las personas con una comunicación asertiva son capaces de expresar sus ideas y pensamientos de forma muy efectiva. Además, se caracterizan por su habilidad y solvencia al momento de la resolución de conflictos, defendiendo sus derechos y resolviendo malentendidos con una serenidad distintiva.

De igual forma, saber comunicarnos con los demás es un factor clave para tener buenas relaciones en todos los aspectos de la vida de una persona. Una correcta expresión al hablar es una habilidad clave, para trasmitir nuestras ideas en el trabajo, con nuestros amigos o familiares.

Sin embargo, no todos tenemos una comunicación asertiva en nuestras relaciones sociales y familiares. Por lo general, la mayoría no lo realizamos de la mejor manera cuando expresamos nuestras ideas, trayendo malos entendidos y dificultades. Por este motivo, es muy importante hablar de la importancia de ser asertivos para comunicarnos y resolver conflictos de la mejor manera.

¿Qué es la comunicación asertiva?

La comunicación está compuesta de dos ejercicios básicos: hablar y escuchar. Cuando hay fallos en alguna de estas actividades, el mensaje no se trasmite de forma eficaz, expresando las opiniones y valoraciones con descalificaciones, reproches y enfrentamientos.

Esto implica que, la comunicación asertiva es la vía adecuada para interactuar con las personas, teniendo en cuenta el espacio, momento, tono, volumen y palabras exactas para expresarse ante el otro.

Así las cosas, podemos decir que ser asertivo es uno de los estilos de comunicación que existen, dónde somos capaces de expresar opiniones, deseos y necesidades sin dañar al interlocutor. Sin embargo, también existen otros dos estilos comunicativos, que a continuación te explicamos:

Pasivo: es cuando la persona no es capaz de expresar sus opiniones o defender sus derechos. Suelen tener miedo de la confrontación y no entran en desacuerdos, sienten la necesidad de agradar a los demás, por lo que pueden sentirse incomprendidos.

Agresivo: son las personas que suelen centrarse en los reproches y descalificaciones, generando conflictos con su comunicación. Suelen ser personas que se quieren imponer a los demás, sin mostrar interés por su punto de vista. Además, utilizan la intimidación, las acusaciones o el enfado para imponer su criterio.

De esta forma, podemos evidenciar que una comunicación asertiva es la mejor opción que podemos utilizar en nuestras relaciones sociales y familiares. Una persona asertiva suele ser más simpática a los demás, expresándose de una forma clara y logrando la satisfacción en sus relaciones en general.

¿Cómo podemos lograrlo?

Para lograr ser asertivos al comunicarnos con los demás, primero debemos entender los elementos que acompañan nuestra forma de expresarnos y la de nuestro interlocutor.

Por tal motivo, es importante entender que la comunicación verbal está acompañada de signos que dan sentido a lo que se expresa. Por lo tanto, es importante escuchar atentamente y poner especial atención al mensaje del interlocutor.

Además, debemos entender el tono, volumen, contexto, gestos faciales y entre otros elementos comunicativos de la persona con la cual hablamos. Esta es la forma como podemos entender la emoción del interlocutor y logramos tener claridad sobre el mensaje de manera acertada.

Tips para lograr una comunicación asertiva

Como lo explicamos anteriormente, el proceso de comunicación se compone de dos ejercicios básicos, los cuales son escuchar y hablar. A continuación, te damos unos consejos prácticos que debes tener en cuenta en cada momento, para ser una persona asertiva.

Cuando escuchamos:
  • Escuchar con atención el mensaje que la otra persona emite.
  • Transmitir que hemos entendido el mensaje, podemos hacerlo al asentir con la cabeza.
  • Intentar no distraerse jugando con los dedos, ropa o accesorios.
  • Mirar a los ojos y atender la expresión facial de quien está hablando.
  • No interrumpir o cambiar de tema.
  • Evita criticar o aconsejar sin que nos lo hayan solicitado.
  • Respetar el turno de los demás cuando están hablando.
  • Preguntar sobre los sentimientos, preocupaciones, necesidades o dificultades que puede tener nuestro interlocutor.
  • Demostrar que se está comprendiendo y que genera interés para nosotros lo que se está conversando. Por ejemplo, pedir que profundice en un aspecto de la conversación, que comprendemos la emoción o realizar un breve resumen de lo conversado.

Al momento de hablar:
  • Aprender a decir NO de forma asertiva, explicar por qué sin dar excusas. No sentir culpa por negarte, ofrecer alternativas de solución y procurar otro acuerdo.
  • No juzgar ni poner etiquetas.
  • Pensar antes de hablar, sobre qué reacción puede generar en la otra persona lo que se va a decir
  • Ser y Entender qué necesita la otra persona y ofrecerlo.
  • Identificar el tiempo y lugar adecuado para decir las cosas, en la familia llamar la atención en el momento oportuno, no ridiculizar a los hijos o a la pareja frente a otros.
  • Identifica tus emociones para mantenerlas fuera de la conversación o expresarla a la otra persona cuando sea necesario.

¿Dónde debemos aplicar la comunicación asertiva?

Es importante aplicar la comunicación asertiva como forma y estilo de vida, con nuestra familia, pareja e hijos. Además, la debemos utilizar en todas nuestras relaciones sociales y laborales, para tener un mejor trato y logros significativos a nivel personal y profesional.

Cuando logramos comprender las fallas que se han tenido y las mejoramos, podemos evidenciar las ventajas de la comunicación asertiva al utilizarla en nuestra vida. Lo más importante que debemos comprender, es que lograr ser asertivos es un proceso de autoconocimiento, para saber identificar nuestras fallas y trabajar en ellas para mejorar todos los días.

Si tienes más dudas sobre este tema o quieres conocerte de una mejor manera, te invitamos a solicitar una cita con nuestros especialistas en Psicología. Recuerda que estamos para escucharte.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:

Síndrome del cuidador, qué es y cómo podemos prevenirlo
Mitos sobre la ansiedad que debes conocer

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en psicología.