Mitos y realidades sobre la citología y el cáncer de cuello uterino

La citología es uno de los exámenes más conocidos que las mujeres deben realizarse, para verificar que todo va bien o para identificar algún problema de forma oportuna. También conocida como la prueba del Papanicolau, esta es la técnica más efectiva para la temprana detección del cáncer de cuello uterino.

Muchas mujeres se realizan la citología cuando tienen síntomas vaginales como flujo abundante, mal olor o piquiña. Sin embargo, este examen es clave para salvar vidas, tomando en cuenta que el cáncer de cuello uterino es una de las causas principales de muerte en mujeres al año.

Hoy vamos a contarte la importancia de la citología y su función, aclarando los mitos que puedan existir alrededor de este examen. Tomaremos en cuenta las preguntas mas frecuentes que nos hacen en la consulta de ginecología, acerca del cáncer de cuello uterino y la citología.

¿Qué es el cáncer de cuello uterino o cáncer de cérvix?

El cáncer de cuello uterino o cérvix, es un tipo de cáncer que solo nos da a las mujeres y es uno de los más frecuentes. Es producto de una infección de transmisión sexual, por el Virus del Papiloma Humano (VPH).

El VPH en la mayoría de los casos puede desaparecer solo, cuando el mismo cuerpo se encarga de eliminarlo. Sin embargo, también puede ir produciendo cambios en las células del cuello del útero con el tiempo. Estos cambios son los que pueden generar un tumor, que se va regando por la vagina y todo el útero, ocasionando a largo plazo la aparición del cáncer.

¿Qué es la citología?

La citología es una prueba de tamizaje empleada para detectar los cambios de las células del cuello del útero. De esta manera, es posible detectar a tiempo el cáncer de cérvix. Por esta razón, la citología no debe emplearse para hacer estudios del flujo vaginal, sino como tamización de cáncer.

De igual forma, otra de las dudas que surgen mucho alrededor de este examen es si produce dolor en la mujer. Sin embargo, no es nada doloroso para la mujer, pero si puede generar cierta incomodidad si estás tensionada o por el hecho de mostrar tus partes íntimas a un desconocido.

¿Cada cuento debo hacerme la citología?

Una pregunta frecuente en la consulta ginecológica, la mayoría de las mujeres aún tienen la idea que deben realizar una citología cada año. Aún peor, muchas mujeres se la realizan hasta dos o tres veces al año, porque “les apareció un flujo”.

Sin embargo, la tamización del cáncer de cuello uterino cambió. En las mujeres menores de 30 años, se debe realizar la citológica cada 3 años. En el caso de las mujeres mayores de 30 años, ya no se realiza la tamización con citología, por el contrario, ya hay una prueba mucho mas especifica que detecta el VPH.

¿Qué es la prueba de Virus del Papiloma Humano VPH?

La prueba de ADN – VPH es un examen que se realiza igual que la citología, pero no busca cambios en las células del cérvix. Tiene el propósito de buscar el virus propiamente, que es el causante del cáncer cuello uterino.

En caso salir negativa, podemos estar tranquilas y repetirla cada 5 años. En caso de salir positiva la prueba, este test tiene la ventaja, que en esa misma muestra se procesa la citología. De esta manera, se hace un diagnóstico más adecuado del Virus del Papiloma Humano VPH.

¿Desde que edad debo realizarme la citología?

La tamización se debe realizar en todas las mujeres mayores de 25 años, inicialmente con la citología. A partir de los 30 años, se realiza con el test de ADN –VPH cada 5 años, hasta la edad de 65 años, si has venido juiciosa haciendo tu seguimiento, con las últimas 3 pruebas negativas.

¿Quiénes deben vacunarse?

Lo ideal es que todos estemos vacunados, tanto los hombres como mujeres. Esto debido a que los hombres son los principales transmisores del virus, por ser asintomáticos. Además, ellos también pueden desarrollar otros tipos de cáncer, como el de pene o el anal.

Lo ideal es aplicarse la vacuna antes del inicio de la vida sexual, para que esta sea mucho más efectiva en el tiempo y con las 3 dosis recomendadas. En el caso de mujeres que ya iniciaron vida sexual, también se puede aplicar, a pesar que disminuye el porcentaje de protección. Sin embargo, este factor sigue siendo alto si tomamos en cuenta las tasas altas de diagnóstico del cáncer de cuello uterino.

El Virus del Papiloma Humano VPH es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente que existe. Según los especialistas, la mayoría de las mujeres tendrá alguna vez el VPH. Sin embargo, en el 90% de los casos este virus puede ser eliminado del cuerpo sin ningún tratamiento, debido a que el mismo cuerpo lo controla.  

Recuerda que la mejor manera para prevenir el cáncer de cuello uterino, es evitar la infección por VPH. Nuestra recomendación es emplear condón en todas tus relaciones, sin importar si solo tienes una pareja sexual, debido a que los hombres son portadores asintomáticos.

Si tienes más dudas de la citología o sobre otros temas de salud sexual, te invitamos a solicitar una cita con nuestros especialistas en ginecología para resolver tus dudas. Estamos para escucharte.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:

¿Por qué sucede el dolor con la menstruación?
Cuidar tu zona íntima nunca fue tan fácil

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en ginecología.