Hipotiroidismo: síntomas, causas y recomendaciones para su prevención

El hipotiroidismo o tiroides hipoactiva es un trastorno que se caracteriza por la disminución de las hormonas tiroideas. Sucede cuando la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de estas importantes hormonas, afectando las funciones vitales del organismo.

Las mujeres y las personas mayores de 50 años, son las más propensas a sufrir de hipotiroidismo. Aunque al principio puede no causar síntomas notables, de no ser tratado oportunamente puede generar varios problemas de salud como la obesidad, infertilidad o enfermedad cardiaca, entre otras.

¿Qué hacen las hormonas tiroideas?

Las hormonas tiroideas son fundamentales para gran parte de las funciones de nuestro cuerpo, porque son las responsables de controlar nuestro metabolismo. Además, gracias a ellas podemos regular la temperatura de nuestro cuerpo y mantenernos despiertos, entre otras cosas.

Estas hormonas son las responsables de recibir señales desde nuestro cerebro y coordinar las células para cambiar sus funciones. Permitiendo así, el correcto funcionamiento de todos los órganos de nuestro cuerpo, para mantener trabajando todas nuestras células de forma adecuada.

El hipotiroidismo puede darse por múltiples causas, que pueden afectar a la glándula tiroides, entre estos encontramos: infecciones, enfermedades autoinmunes o radiación. Además, otras posibles causas son que extirpen la glándula tiroides por medio de cirugía o tomar medicamentos que impidan su correcto funcionamiento. 

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas del hipotiroidismo varían según la gravedad de la deficiencia hormonal que presente la persona. Los problemas pueden desarrollarse a un ritmo lento, a menudo durante varios años de vida.

Inicialmente los primeros signos o síntomas de este trastorno son difíciles de percibir, como el cansancio o el aumento de peso. Sin embargo, a pesar que el metabolismo se va ralentizando, los problemas pueden ser más evidentes.

Algunos de ellos son la dificultad para regular la temperatura del cuerpo, esto suele aparecer en primera instancia. También podemos encontrar la hinchazón en la cara y cuello. De igual forma, el hablar y movernos lentamente también puede ser causa del hipotiroidismo.

La depresión, debilidad, estreñimiento o sentir frío y sueño gran parte del tiempo también son causas asociadas con esta enfermedad. En el caso de las mujeres, también es normal que se puedan presentar periodos menstruales abundantes y largos.

De igual forma, otros síntomas pueden ser la voz ronca y tener la piel, el cabello o las uñas secas. Sentirse confundida e irritable y tener problemas cada vez peores con el pensamiento también son causas que se atribuyen al hipotiroidismo. 

Los síntomas varían según el tiempo de evolución de la enfermedad. No es lo mismo tener un par de días con una disminución en las hormonas tiroideas, a que la glándula lleve sin funcionar correctamente 3 años. Por este motivo, si presentas alguno de estos síntomas lo más recomendable es acudir con un especialista.

Recomendaciones para el manejo nutricional del hipotiroidismo

Nuestra alimentación también juega un papel muy importante en la prevención del hipotiroidismo. Por ese motivo, te compartimos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta para una buena nutrición:

1. Mantenga una dieta saludable y variada. Recuerda incluir alimentos de todos los grupos y consumir: Salmón, atún, sardina, carne, huevos, cereales, frutas y vegetales, aceite de oliva, frutos secos, aguacate, yogur y queso.

2. No elimine alimentos de su dieta sin antes consultarlo con su médico o nutricionista.

3. Limite la ingesta de alimentos procesados, como los dulces, productos de panadería, los alimentos de paquete, las gaseosas. Además, evita los productos ahumados y embutidos, como el chorizo, el jamón, la mortadela, el salchichón y el salami.

4. No es necesario eliminar el gluten o la leche de su dieta, si usted no presenta alergia o intolerancia a estos alimentos.

5. Mantenga un peso adecuado y en caso de tener sobrepeso u obesidad, busque lograr una pérdida de entre el 5 y el 10% de su peso inicial. Además, realice un entrenamiento de fuerza y ejercicio cardiovascular de forma frecuente.

6. No abandone el tratamiento médico, el consumo del medicamento correcto en las dosis apropiadas, es el pilar del tratamiento del hipotiroidismo. Recuerde consumirlo siempre en ayunas y a la misma hora, con un vaso de agua y luego de una hora ingerir el desayuno.

7. Consuma los vegetales al vapor y elija frutos secos cocinados. En caso de comprarlos crudos, sométalos a cocción en el horno o en una sartén.

8. Al comprar la sal, verifique que esta diga “sal yodada”.

9. No consuma suplementos o productos herbales sin antes consultarlo con su médico.

10. Modere el consumo de sal, azúcar y evite el alcohol o el cigarrillo. En caso de requerir apoyo para lograr este objetivo, búsquelo para cuidar su salud.

El hipotiroidismo es una enfermedad que puede afectar nuestro cuerpo, pero de ser detectado a tiempo y con el correcto tratamiento, es una condición manejable que puede permitir una vida normal a la persona que lo padece. Si tienes más dudas sobre este tema, te invitamos a solicitar una cita con nuestros especialistas para poder resolverlas.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:

Como podemos cuidar en casa de la salud mental
¿Qué es el gluten y cómo puede afectar a tu salud?

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en salud diaria.