¿Qué es la vitamina D y cómo podemos conseguirla?

El sol es vital para la vida de todos los seres vivos en el planeta, por eso es fundamental recibirlo, pero en la justa medida. Los seres humanos obtenemos de nuestra exposición a la luz solar la vitamina D, uno de los sustentos importantes para tener una buena salud ósea. 

La función principal de la vitamina D en nuestro cuerpo, es ayudarlo a absorber el calcio, uno de los principales componentes de los huesos. Además, esta vitamina también juega un rol importante en el sistema nervioso, muscular e inmunitario.

¿Cómo conseguir la vitamina D y qué cantidad necesito?

Esta vitamina se puede obtener de tres maneras: directamente a través de la piel, cuando se expone la piel al sol el cuerpo la produce naturalmente. Con una dieta adecuada, algunos alimentos específicos la traen de manera natural y con suplementos.

Es importante no exponerse de forma prolongada a la luz solar, porque una exposición al sol puede generar envejecimiento prematuro o cáncer de piel, produciendo efectos negativos para nuestra salud.

La cantidad de vitamina D que alguien necesitaría cada día, dependerá de la edad que tenga la persona. Las cantidades recomendadas en UI (Unidades Internacionales), son:

  • Nacimiento hasta los 12 meses de edad: 400 UI.
  • Niños entre los uno y 13 años: 600 UI.
  • Adolescentes entre los 14 y 18 años: 600 UI.
  • Adultos entre los 19 a los 70 años: 600 UI.
  • Los adultos mayores de 71 años de edad: 800 UI.
  • Mujeres embarazadas y lactando: 600 UI.

¿Qué alimentos son fuente para conseguirla?

Hay algunos alimentos que tienen algo de vitamina D de manera natural, estos son: pescados como el salmón y el atún, el hígado de res, el queso, la yema de huevo y los champiñones.

También podemos obtener la vitamina D de algunos alimentos fortificados. Para saber cuáles son, es necesario revisar las etiquetas de estas comidas para identificar la cantidad de vitamina adicionada. Los alimentos a los que a menudo se le añaden son: leche, cereales de desayuno, jugo de naranja y otros productos lácteos, como el yogur.

¿Cuándo se debe considerar tomar complementación?

El colecalciferol o vitamina D3 se utiliza como suplemento dietético, cuando la cantidad de vitamina D en la dieta no es suficiente. Las personas con mayor riesgo de sufrir la deficiencia de la vitamina D son:

  • Los adultos mayores.
  • Los bebés lactantes.
  • Las personas de piel oscura.
  • Personas que tengan obesidad.
  • Los que tienen una exposición limitada al sol.
  • Las personas con enfermedades gastrointestinales.

Sin embargo, debes tener muy presente la importancia de consultar con tu médico cuando tienes deficiencia de vitamina D. Así podrás saber cuánto necesitas tomar, la frecuencia con la que debes hacerlo y por cuánto tiempo.

El colecalciferol o vitamina D3 puede provocar algunos efectos secundarios, que pueden ser normales. Pero en caso de que cualquiera de estos síntomas sea grave o no desaparezca, siempre se debe consultar con un profesional en medicina.

Estos síntomas pueden ser: pérdida de apetito, pérdida de peso, náuseas, vómitos y estreñimiento.

¿Qué problemas causa la deficiencia de vitamina D?

La carencia de vitamina D en nuestro cuerpo, puede conducir a una pérdida de la densidad ósea, lo que puede llevar a sufrir osteoporosis y fracturas.

Los investigadores están estudiando la vitamina D por su posible vínculo con varias afecciones médicas, incluyendo la diabetes, presión arterial alta, cáncer y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.

Recuerda que esta vitamina es fundamental para mantenernos saludables, debido a que ayuda al cuerpo para la absorción del calcio que necesita. Por este motivo, es importante tener la cantidad adecuada en nuestro organismo para estar saludables. Además, debemos cuidarnos de no tener una exposición prolongada a la luz solar, para no causar otros problemas que puedan afectar nuestra salud.

Si tienes más dudas sobre este tema o quieres consultar con un especialista, te invitamos a solicitar una cita con nuestros dermatólogos. Estamos para escucharte.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:

Recomendaciones para cuidar la piel con acné
Consejos para elegir y comprar un buen protector solar

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en dermatología