tome-Medicina funcional e integrativa. Proteinas

¿Realmente sirven los suplementos de proteínas para aumentar la masa muscular?

La utilización de los suplementos de proteínas se convirtió en algo común, para las personas que desean aumentar la masa muscular y mantenerla. Sin embargo, a menudo son consumidos sin la supervisión de un especialista y con el objetivo de aumentar el rendimiento, para obtener resultados rápidamente.

Los suplementos proteicos fueron en algún momento, de uso exclusivo para los practicantes y deportistas de fisicoculturismo. A pesar de esto, en la actualidad son de uso público y se dirigen para todas las personas, pero… ¿Realmente es necesario su consumo para obtener resultados?

Lo cierto es que no todos los necesitamos, porque en muchas ocasiones con una alimentación balanceada y saludable es suficiente. Sin embargo, muchas veces los consumimos a pesar que no realicemos una actividad física exigente o con desconocimiento de sus efectos. Además, para entender bien a los suplementos proteicos, es fundamental iniciar por entender a las proteínas y sus beneficios.

¿Qué son las proteínas?

Al igual que los carbohidratos y las grasas, las proteínas son uno de los 3 macronutrientes que necesitamos en una alimentación balanceada. Estos son los encargados de diversas funciones en nuestro cuerpo, como las necesidades energéticas. De igual forma, son necesarias para las estructuras corporales, como nuestros músculos y para funciones enzimáticas, hormonales e inmunológicas.

Todos hemos escuchado alguna vez que, para lograr que los músculos puedan crecer, es necesario tomar suplementos proteicos. Es algo muy común que te dicen al entrar a un gimnasio y que seguro has notado, porque hay muchos que las utilizan al realizar ejercicio.

A pesar que las proteínas tienen unas funciones importantes y específicas para nuestro cuerpo, la suplementación no es una regla para todas las personas. Además, lograr un aumento de la masa muscular o la tonificación deseada, es un tema que debe ser personalizado de acuerdo a nuestras capacidades y diversos factores.

Las proteínas podemos encontrarlas en diversos alimentos de origen animal y vegetal, como la carne, productos lácteos, huevos, la quinua, soja y lentejas. En una alimentación saludable y balanceada, logramos consumir todos estos alimentos cubriendo las necesidades proteicas de cada persona.

Por tal motivo, no es necesario recurrir a la suplementación, debido a que muchas veces accedemos a tomarla por la creencia que nos va a aumentar la masa muscular. Sin embargo, hay casos donde la necesidad proteica de una persona se ve aumentada, un ejemplo son los deportistas de alto rendimiento.

¿Qué son los suplementos?

Son productos nutricionales a los que acudimos cuando una persona necesita un «extra” del macronutriente. Esto sucede cuando no logramos cubrir con nuestra alimentación, el requerimiento de proteínas diario que necesitamos. Algunos suplementos proteicos están compuestos por derivados del suero de leche, de la soya o de caseína.

Normalmente vienen en forma de polvo para reconstituirlos en agua y en algunos casos, con otros alimentos como la avena o frutas. Todos con la una única función agregar más cantidad de proteína a la dieta, volviéndose muy populares, gracias a la facilidad de consumo que tienen. Esto debido a que realizar un batido se torna más fácil que la preparación de algún alimento. Sin embargo, es importante recordar que, se deben tomar en cuenta más factores para elegir la mejor decisión al momento de tomar los suplementos.

¿Tipos de suplementos que existen?

Existen diferentes tipos de suplementos de proteínas, tanto por su origen que puede ser del suero de la leche, la caseína o soja. Como también por la forma en la cual estas son producidas, que pueden ser la concentrada, aislada e hidrolizada. La decisión de cual comprar, dependerá de cual se acomode a las necesidades de cada persona.

La proteína obtenido del suero de la leche, es probablemente el suplemento más popular del mercado. Este lactosuero es un subproducto líquido, que se obtiene después de la precipitación de la caseína, durante la elaboración del queso. Contiene principalmente lactosa, proteínas como sustancias de importante valor nutritivo, minerales, vitaminas y grasa.

La proteína del suero puede venir en diferentes formas: concentrada, aislada e hidrolizada, la diferencia entre estas son los carbohidratos y el contenido en lactosa. La concentrada contiene un poco más de carbohidratos, en comparación con la aislada o hidrolizada que son bastante limpias, especialmente para las personas con digestiones sensibles.

Otra forma de la proteína de leche es la caseína, conocida por ser el componente que más tarda en digerirse. Esto significa que el cuerpo necesita más tiempo para romperla y digerirla, al ser una proteína de lenta digestión, se recomienda consumirla en las noches.

Alternativas veganas de los suplementos

Para las personas con una tendencia alimentaria como el veganismo, hay ofertas de suplementos en el mercado provenientes de la proteína vegetal. Estos polvos de proteína vienen de varias fuentes, como los garbanzos.

Los suplementos de proteína vegana pueden estar fabricados con una sola fuente proteica, como la soja, el cáñamo, el arroz, la arveja o la semilla de calabaza. También pueden combinar varios tipos de proteínas vegetales, como la mezcla de guisantes, cáñamo y arroz. La proteína de arveja es ampliamente utilizada por su riqueza de BCAA (aminoácidos ramificados), que fomentan el desarrollo de masa muscular.

Debemos recordar que la suplementación proteica dependerá del principio de individualización de cada persona. Además, en la mayoría de los casos, las personas físicamente activas podrán cubrir sus necesidades proteicas a partir de los alimentos.

Por este motivo es de gran importancia acudir a un profesional en nutrición para revisar nuestro caso y determinar la mejor opción al tomar los suplementos. Si tienes más dudas sobre este tema o te gustaría consultar con un especialista en nutrición, te invitamos a solicitar una cita para hacer un análisis de tu caso.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:
¿Cuáles son las cantidades de un plato saludable?
La importancia de la actividad física para la salud mental

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en nutrición.