¿Cómo educar a un hijo con dificultades de aprendizaje?

La educación de un hijo durante sus primeros años de desarrollo siempre será un reto para los padres. Es en esta etapa donde los menores aprender a descubrir e identificarse con el mundo, forjando los rasgos de su personalidad y forma de actuar.

De igual forma, es algo común que, durante la etapa de la infancia, los niños puedan experimentar algunos problemas de aprendizaje. En algunos casos es normal que las dificultades del pequeño a la de aprender dependen de los hábitos o intereses del menor.

No a todos los menores se les facilita las mismas acciones, algunos tienen habilidades verbales, musicales, espaciales, matemáticas, y no necesariamente son buenos en todas. Por lo tanto, es importante ayudar a potencializar las que se les facilita y reforzar las faltantes.

Sin embargo, hay ocasiones donde los niños son incapaces de dominar lo básico de un área del conocimiento y puede tratarse a causa de trastornos del aprendizaje. Estas dificultades suceden cuando el cerebro no logra obtener, almacenar y evocar la información. Además, pueden estar acompañados de otros trastornos como el déficit de atención.

¿Cuáles son las causas?

las causas más comunes para las dificultades de aprendizaje, son de carácter hereditario. Se ha encontrado en la mayoría de los casos antecedentes familiares, con otros integrantes que tenían problemas similares, aunque no hayan sido diagnosticados. Otras causas son las dificultades durante el desarrollo en etapa gestacional o enfermedades y lesiones durante los primeros años de vida del niño.

Consejos para educar a tus hijos

La educación con niños que tienen problemas de aprendizaje puede ser un reto para los padres. A continuación, te compartimos algunos consejos útiles que puedes usar en su crianza:

1. Identifica las dificultades y fortalezas en el menor. Céntrate en resaltar y potenciar las fortalezas que tenga el niño, poniendo límites y normas coherentes con las capacidades de comprensión de tu hijo.

2. No victimizar o referirse continuamente al diagnóstico del menor. Es importante resaltar los logros del niño y permitirle encontrar actividades que disfrute por su propio gusto, permitiendo que se sienta independiente.

3. Busque ayuda especializada para impulsar las habilidades del niño, estimulación extra y orientación psicológica tanto para el menor como para los padres. En ocasiones el problema se concentra principalmente en el sentimiento de frustración de los padres.

4. Permita la independencia en el menor, no es necesario llenar a los hijos de expectativas que difícilmente pueda cumplir. Esto generará que el pequeño se sienta presionado. Al contrario, permítale explorar sus capacidades, gustos y límites.

5 . Ayude y acompañe a desarrollar las habilidades sociales en el menor.

6. No exija la perfección en los resultados de sus hijos. Debe entender que será normal que tenga dificultades para algunas tareas simples, como seguir instrucciones, escribir claramente, recordar información de forma literal, la pronunciación de algunas palabras, realizar cálculos matemáticos o concentrarse en una actividad por largos períodos. La comprensión y la paciencia son claves para la educación de los niños.

7. Repita las órdenes y lecciones académicas las veces que sea necesario, intentando siempre mantener la calma. Esto debido a que el ritmo de aprendizaje del menor es diferente al esperado. Además, evite la comparación del menor con otros niños de su edad. Esto solo lo hará sentir frustrado e incapaz, pudiendo aumentar su inseguridad.

8. Felicite y resalte los logros o avances que ha alcanzado su hijo, esto lo ayudará a sentirse motivado para seguir aprendiendo.

9. Identifique la mejor forma de adquirir la información más adecuada para su hijo, si es por la experiencia visual, auditiva, por repetición, etc. En ocasiones se puede requerir una suma de éstas para el aprendizaje del menor. 

Lo más importante para una buena educación del niño, es mantener un dialogo constante y aprenderlo a conocer bien. De esta forma, podrá identificar la mejor manera de enseñarle y siempre con la asesoría de un psicólogo en el proceso.

Si tienes más dudas sobre este tema o te gustaría hablar con un especialista, te invitamos a solicitar una cita con nuestros psicólogos. Estamos para escucharte y ayudarte siempre que lo necesites.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:

Pautas para la crianza exitosa de los hijos
Como podemos cuidar en casa de la salud mental

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en psicología.