Qué es una relación conflictiva y cómo podemos evitarlas

Muchos de los problemas que enfrentamos a diario pueden derivar de una relación conflictiva que tengamos en nuestro círculo personal o laboral. Somos seres sociales por excelencia y de nuestras relaciones con otras personas construimos nuestra identidad a través de nuestra vida.

De hecho, las relaciones interpersonales que mantenemos son fundamentales para formar un concepto propio de autovaloración y autoestima. Factores clave para desenvolvernos normalmente y es que, de alguna forma, todos nos vemos reflejados a través de la forma como los demás nos ven.

Este vínculo con otros individuos es necesario para el desarrollo del ser humano, desde la primera comunicación con el entorno familiar, hasta la relación con nuestros compañeros de estudio, trabajo etc. Está demostrado que pertenecer a un entorno social facilita la supervivencia de la especie y la adaptación a los cambios.

De igual forma, las relaciones que establecemos con las personas nos permiten compartir puntos de vista diferentes, adoptando posturas más abiertas y flexibles en nuestra forma de ver el mundo. Además, nos ayuda a desarrollar la empatía, la tolerancia y la inteligencia emocional.

Sin embargo, no todos los vínculos son saludables. Es común que en ocasiones las interacciones que establecemos con los demás, se convierten en relaciones dependientes y tóxicas, causando el efecto contrario a lo que estábamos esperando. Estas son las llamadas relaciones conflictivas, donde no encontramos un crecimiento y aporte a nuestra vida.

¿Por qué surge una relación conflictiva?

Las dificultades en las relaciones interpersonales se presentan por múltiples motivos, desde la diferencia en los puntos de vista, las dificultades en la comunicación y poca empatía hasta los celos y el egoísmo. Sin embargo, lo más usual es la existencia en base, de una incapacidad de resolver los conflictos de una manera asertiva.

El encuentro con otra persona es un choque de dos perspectivas, creencias y experiencias, que no siempre tienen que coincidir. Por lo tanto, es un error creer que la otra persona debe pensar, hablar o hacer las cosas como yo mismo las haría.

Por tal motivo, es necesario asumir una comunicación asertiva con los demás, basada en la tolerancia, la empatía y el respeto, para tener una relación saludable que aporte beneficios a nuestra vida.

Las diferencias en pensamientos, creencias o actitudes son imposibles de evitar. Sin embargo, la forma en cómo se reacciona ante dicha diferencia es clave en cambiar el desenlace. Con una actitud flexible y empática pueden evitarse los conflictos.

Lo ideal es mantener una comunicación clara y asertiva en nuestras relaciones, siendo concretos en la resolución de conflictos. Además, expresando lo que pensamos y sentimos de una manera empática y respetuosa con los demás.

 ¿Cómo podemos evitarlas?

Una persona que cuenta con una red de apoyo familiar y social estable, tiene un factor protector ante dificultades en la salud mental, frustraciones, y enfermedades. Por el contrario, una persona con una red de apoyo débil, puede aumentar las probabilidades de tener dificultades de esta índole.

Además, es importante entender que no todas las relaciones son positivas y con un análisis de la situación. La persona puede determinar si la relación es beneficiosa o no. De igual forma, si por el bienestar propio se debe tomar distancia, ésta es una decisión asertiva que todos debemos reflexionar y tomar por nuestra tranquilidad y salud mental.

La mejor forma de evitar una relación conflictiva es con una comunicación clara, evitando irnos por las ramas al momento de solucionar un problema. Además, diciendo con respeto lo que sentimos y evitando la situación donde los demás deben adivinar lo que nos esta sucediendo. Recordemos que nadie tiene el poder de leer las mentes.

Si sientes que estás en una relación toxica y conflictiva, de la cuál no puedes salir, lo ideal es buscar ayuda de los profesionales y apoyarte en las personas cercanas a ti. Recuerda que puedes solicitar una cita con nuestros psicólogos, ellos siempre estarán para escucharte.

Otros contenidos que pueden ser de tu interés:

¿Cómo lograr una comunicación asertiva para evitar conflictos?
¿Cómo educar a un hijo con dificultades de aprendizaje?

¿Quieres hablar con un experto sobre este tema? Conéctate con cualquiera de nuestros especialistas en psicología.